/, Otros/Vivir el momento

“Vive el momento”, decían por ahí, en los post de Facebook y Twitter y en las religiones orientales elegidas por pseudo intelectuales de occidente, frase verbalizada y popularizada por hombres y mujeres barnizados con una pátina de un posible Mundo Interior personal, intenso, profundo….

La primera vez que escuché la frase, no comprendía muy bien como yo, podía ejecutar ese plan, nunca entendí que era el presente, ya que conforme escribo estas letras, cada décima de segundo elevada a infinito que pasa, de forma efímera y fugaz, se convierte en pasado y las que estoy en éste instante a punto de escribir, son futuro…., ah no!!, ya son pasado…

Pero tras tiempo tratando de explicarme que significa “vive el momento”, he empezado a comprenderlo, observando cómo cada día que te despiertas, se abre un mundo de oportunidades y posibles crisis. Todo es incógnita, pero en tu mano está ayudar un poquito a tu destino. Hoy tienes el trabajo de tus sueños, mañana no. Hoy amas a tu pareja con todas tus fuerzas, mañana ese amor se esfuma por algo. Hoy estas sano y al día siguiente enfermo.

Hay que vivir como si nuestra propia vida fuera una silla de IKEA y tuviéramos la tarea de armarla. No podríamos empezar poniendo las patas, antes que el asiento, ni el respaldo antes que las patas, tendremos que ir montando nuestra silla por partes, disfrutando cuando acertamos en cada tornillo que encaja en su sitio y rectificando con cada tuerca que no lo hace. Debemos de dejar esta silla bien firme y practicable y por ello debemos esforzarnos, porque cuando esté terminada, toda la labor habrá acabado.

Dejemos que la vida nos sorprenda, y a cada escollo que cambie nuestro presente, le respondemos plantándole cara y arreándole una buena bofetada, mediante el propio cambio y una pacífica adaptación a nuestra nueva realidad, para que ese escollo se entere bien de quién manda. Ya lo decía el sabio Stephen Hawking: “la inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio”. El fue una persona que desde que fue diagnosticado de ELA, tendría una vida que no pararía de cambiar de hora en hora, desde entonces, la muerte siempre le perseguiría los talones, pero él no pararía de acoplarse a esos cambios minuto a minuto y con todo y eso, le dio tiempo incluso a convertirse en uno de los astrofísicos más importantes del planeta.

Quiero gritar:

¡¡¡Basta de ansiedades, de miedos por el futuro!!!…

¿Enfermaré?, ¿morirá?, ¿moriré?, ¿me dejará?, ¿me despedirán?, ¿me arruinaré?. Muchas veces nos angustiamos por cosas que nunca jamás pasarán y lo peor es que mientras perdemos el tiempo bañándonos en esos terrores, la vida sigue pasando sin  tregua. Entérate de una vez!!, la vida no se va a parar a esperarte.

¡¡¡Basta de depresiones, de desaliento por lo pasado y lo perdido!!!…

Murió, se fue, me dejó, me echaron, me equivoqué, me dañó…, esas mochilas a tu espalda, sólo van a servir para que “la construcción de tu silla de IKEA”, se convierta en una tarea ardua llena de errores, por estar extenuada para ejecutar el montaje con acierto.

Sin más diré, que mi presente…, ya casi, casi, pasado, ha sido escribir este artículo subida en mi querida bici estática y disfrutar “hablando en voz alta”, usando este blog como canal de mis pensamientos.

De antemano, y como siempre, gracias por leernos.

Virginia López Bello

Coordinadora de Centro Médico AUPA

 

 
abril 1st, 2018|Estilo de Vida, Otros|