Mediador Profesional

Pide Información

Cuando un familiar no quiere tratamiento para su adicción

Es la persona con la que convivimos, a la que queremos, de la que nos preocupamos, sin embargo, niega ser adicto a la sustancia e incluso no reconoce abusar más de la cuenta. Tú estás desesperado y ya no sabes lo que hacer, él no quiere ir a un médico especialista en adicciones. En definitiva, no quiere tu ayuda.

Cuando esto sucede, el familiar del adicto se desespera, se ve impotente y no sabe a quién o a qué recurrir para que ésta situación cambie. Para conseguirlo, en nuestra clínica de adicciones de Madrid ponemos a disposición de nuestros pacientes un mediador profesional especialista en adicciones, que ayudará a conseguir la máxima cooperación por parte del familiar.

En nuestro centro de adicciones consideramos que los familiares del adicto o sus seres queridos son una parte imprescindible en el proceso de recuperación del paciente. Son las persona cercanas que sufren con él las consecuencias de su enfermedad. En muchas ocasiones, son co-dependientes de esta enfermedad. Sufren a diario los efectos devastadores de la adicción. Frecuentemente desarrollan una bajísima autoestima porque se sienten impotentes al no poder ayudar a su ser querido y presenciar su autodestrucción.

Anteponen en muchas ocasiones los sentimientos del adicto a los suyos con el consiguiente bloqueo emocional, están en constante estado de alerta como si esto fuera a evitar el consumo.

Para Centro Médico Aupa la Familia es Parte del Tratamiento

Conceden una autoridad injustificada al adicto porque éste va a intentar consumir caiga quien caiga y si es necesario inventará excusas increíbles. Por todos estos motivos, en muchas ocasiones el familiar cae en una depresión o se encuentra en una situación igual o más desesperada que el propio enfermo.

Cuando el adicto se pone en tratamiento, es necesario también que al menos su familia más directa colabore con él, siempre con el consentimiento previo del paciente. De este modo, al ir descubriendo los motivos que han llevado a desarrollar la enfermedad de la adicción, el entorno de esta persona también recibe la información adecuada para reconducir esta situación y recuperar el equilibrio deseado por parte de todos los miembros de la familia.

En la mayoría de los casos, los familiares que han vivido una adicción de un ser querido han sufrido situaciones duras y muy estresantes. Esto hace recomendable que ellos también tengan un apoyo psicológico.

En un tratamiento para superar una adicción, el enfoque se centra en el paciente pero los familiares necesitan un desahogo que, por vergüenza o por no alarmar, o por ser colaboradores al máximo, no llegan a gestionar correctamente su propio estrés y ansiedad.

En Centro Médico Aupa el trato con los familiares o personas queridas por el paciente es primordial.

La necesaria descarga emocional,  el abordaje del sentimiento de culpa, la gestión de la desconfianza hacia el adicto son asuntos cruciales que, con un abordaje profesional, suponen una gran ayuda para los familiares y redundan en la recuperación del enfermo.

Escríbenos
Llámanos: 91 564 13 75

Otro problema fundamental con que se encuentra el familiar es la negación o el no reconocimiento de la adicción por parte del adicto.

¿Por qué cuesta tanto pedir ayuda? La persona adicta puede considerar una derrota el no haber sido capaz de superar una adicción. Como si pedir ayuda fuera un síntoma de debilidad.O puede no ver con claridad el problema y por tanto no saber cómo actuar. Aupa cuenta con un servicio de mediación profesional para los casos en los que el adicto no quiere recibir tratamiento o no reconoce su adicción.

El mediador profesional tiene como misión orientar a la persona adicta para facilitarle la toma de decisión, pero no para decidir por ella. Le ofrecerá la información adecuada para que valore la posibilidad de cambiar, de liberarse de la culpabilidad y empezar una nueva vida con salud y equilibrio.

El mediador se reunirá con todas las personas necesarias, incluido el adicto, en el o los lugares precisos para establecer un plan de acción personalizado y lograr el objetivo único: dejar las drogas atrás y recuperar la libertad.

Entender cómo funciona una adicción y en qué afecta a cada miembro de la familia es el primer paso para situarse en el camino de la recuperación.

Escríbenos
Llámanos: 91 564 13 75

Más Información sobre Centro Médico AUPA

En Centro Médico Aupa, diseñamos el tratamiento de adicciones a medida, ya que entendemos que la adicción no se desarrolla por igual en cada persona y además, cada uno de los pacientes se pone en tratamiento en fases diferentes, ya sea porque detecta que está abusando de la sustancia y porque su consumo le esta ocasionando problemas en su vida laboral y/o familiar o porque lleva tiempo tratando de mantener la abstinencia por su cuenta pero no lo consigue.

Nuestro método está divido en varias etapas: durante la primera semana estudiamos la situación del paciente, indagando en su posibles problemas, el dónde, el cómo, el cuánto, el cuándo….para llegar a descubrir el por qué. Con estos datos aplicamos el tratamiento más adecuado para el paciente, con una atención personalizada y apoyada siempre por los mejores profesionales, especialistas en el tratamiento de adicciones, desde nuestra clínica en Madrid.

Para nosotros cada paciente es único, por lo que estudiamos su caso de manera personal e individual, lo que permite que el tratamiento a aplicar sea intransferible para el caso concreto contra el que nos enfrentamos. Esto hará que en algunos casos la medicación sea necesaria y en otro tipo de casos no lo sea.

Esta conveniencia vendrá marcada por la tipología del caso, la fase de la adicción en la que estamos, la frecuencia en el consumo o la conducta adictiva que se presenta. Con todas estas variables, se sopesa la necesidad, o no, de ayudar a la propia terapia con elementos farmacológicos.

Muchas veces los pacientes presentan temores a la hora de seguir un tratamiento farmacológico, lo que han de saber es que los medicamentos son productos testados por múltiples organismos estatales y comunitarios, además han superado exhaustivos controles de calidad, eficiencia y salubridad. Estos medicamentos están probados y reconocidos por la comunidad científica internacional hasta llegar al consumidor final, que es el paciente. En conclusión, no se debe temer al tratamiento farmacológico, ya que está debidamente prescrito por un profesional médico acreditado,.

Por contra, a lo que se debería temer es a los estupefacientes que circulan por las calles en el mercado negro, sin ningún tipo de control sanitario, distribuidos de forma antihigiénica, eso en el caso de las drogas ilegales. En el caso de las legales, como podría ser el alcohol o el tabaco, si realmente el usuario fuera consciente de las proporciones tóxicas de ambas drogas, probablemente les preocuparía bastante más el uso de las mismas, que recibir con pericia médica un fármaco concreto, dosificado de manera concreta y para un fin concreto.

Antes de comenzar un tratamiento para recuperarse de cualquier enfermedad, todos los pacientes muestran la preocupación acerca de la duración del mismo, ya que quieren recuperar su salud cuanto antes, y poder continuar con sus vidas como antes de padecerla.

La voluntad y dedicación por parte del paciente son factores muy importantes, el cual notará cambios en su vida y su salud desde las primeras semanas. Para ello, es necesario seguir con rigor y constancia las indicaciones de los médicos, psicólogos y terapeutas, de esta forma, la propia pericia del tratamiento hará sus efectos en pocos meses y la persona podrá continuar con su vida con normalidad y con salud.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en contactar con nosotros, desde nuestra clínica de adicciones en Madrid te asesoraremos durante todo el proceso para superar el problema.