Tratamiento para dejar las adicciones. ¿En que consiste?. Podríamos decir que el primer objetivo del tratamiento para dejar las adicciones es que la persona afectada deje de consumir o deje de realizar ese comportamiento que le mantiene atrapado en un callejón sin salida y que convierte su vida, y la de los que le rodean, en un infierno de sufrimiento y angustia. Pero no es el único.

El tratamiento para dejar las adicciones podríamos dividirlo en dos partes:

1- Conseguir la abstinencia en el consumo de la sustancia o el cese de la conducta adictiva que afecta al paciente. Como parte fundamental en el tratamiento para dejar las adicciones

2- El cambio conductual.

Para la primera fase del tratamiento para dejar las adicciones, contamos, además de con la terapia, con la ayuda de determinados fármacos que nos ayudan a paliar y sobrellevar las consecuencias del cese en el consumo por un lado, y de otros que sirven para ayudar a mantenerse en la abstinencia.

En el primer grupo estarían los antidepresivos o las benzodiacepinas, que paliarían la ansiedad, nerviosismo e incluso el sentimiento de pérdida, y por tanto desánimo, que podría aparecer asociado al cese de la conducta adictiva. Este sentimiento se explica, además de por el posible síndrome de abstinencia físico, por haber dejado a nuestro cerebro sin aquello que hasta ese momento le proporcionaba placer, siendo esto vivido como un “duelo” por la pérdida de aquello que nos ha acompañado y nos ha proporcionado una fuente de bienestar y un desahogo para nuestras frustraciones, quedando una sensación inicial de vacío.

Segunda parte del tratamiento para dejar las adicciones

Una vez que la primera fase se ha establecido, es decir, hemos conseguido que el paciente sea consciente de su problema y entienda que es necesaria la abstinencia, podremos pasar a la segunda fase. Es esta la parte que conseguirá que el adicto se convierta en una persona que será capaz de entender qué funcionaba mal en su vida, qué era aquello que le llevaba a tener que consumir una sustancia o tener determinado comportamiento para sentirse bien y calmar su insatisfacción. Servirá para identificar el origen de su profundo desasosiego y que puede estar provocado por múltiples causas: baja autoestima, sensación de tener que complacer a todo el mundo, vivir una vida que no gusta, necesidad de agradar a los demás, inseguridad, dificultad para relacionarse con otras personas, no saber controlar mis emociones…

Fase de recuperación de la vida del paciente, en el tratamiento para dejar las adicciones

También servirá para que entienda que su cerebro necesita que se le proporcione otra fuente de placer, cosas distintas que le proporcionen ese bienestar tan necesario para nuestro equilibrio emocional. Ha de entender que este mecanismo que hace que necesitemos placer y evitemos el dolor es el que ha permitido nuestra supervivencia como especie a lo largo de los siglos. No es mala, somos nosotros los que decidimos a qué cosas recurrir para sentirnos bien, en algunos casos de manera equivocada. El paciente descubrirá que las posibilidades son infinitas, que hay un montón de cosas por hacer que le harán sentirse bien y satisfecho con su nueva vida y , sobre todo y lo que es más importante, le darán la seguridad de que ha tomado la dirección acertada para su vida y le reafirmarán en su decisión de seguir así y no volver atrás.

Para el tratamiento para dejar las adicciones, esto y que el paciente aprenda y entienda a lo largo de la terapia cómo funciona nuestro cerebro para ser capaz de entender nuestros comportamientos y aprender el manejo de nuestras emociones, es lo que constituye el tratamiento que llevamos a cabo en Centro Aupa.

Dra. Carmen San Román López

Subdirectora de Centro Médico Aupa

Si tienes cualquier duda o necesitas alguna aclaración… ¡llámanos!