Adicción al móvil

El teléfono móvil representa uno de los avances que más poder de influencia tiene sobre nuestro día a día no solo por su funcionalidad, sino por todo lo que ha supuesto en nuestros propios hábitos de vida. El teléfono nos ha revolucionado la existencia y a la par nos ha traído otros problemas.

Como todo de lo que se abusa en la vida, al final puede crear dependencia. Esta dependencia se conoce como “Nomofobia”.

Este tipo de dependencia añade complejidad ya que se produce sobre un dispositivo tan integrado en nuestra vida que superarlo requiere de una buena ayuda profesional ya que no querremos renunciar a su uso en el futuro, dadas las evidentes ventajas que tiene la tecnología en nuestra vida y ¿Por qué no alcanzar el correcto equilibrio para su uso?

¿Qué es la adicción al móvil?

Los estudios sobre esta adicción son muy recientes, tanto como el teléfono móvil en si mismo. La adicción al móvil como tal, no está reconocida en si misma como una enfermedad mental pero las alarmas ya se están haciendo visibles para que así sea.

Son muchas las características comunes que tiene esta adicción respecto a otras:

  • Ansiedad ante el uso del dispositivo
  • Necesidad descontrolada de uso
  • Síndrome de abstinencia
  • Enfado o cambios de humor al no disponer del teléfono móvil
Dependencia del teléfono móvil

Todo esto se conoce como Nomofobia. Representa al miedo irracional o no justificado que se produce por el hecho de no llevar el teléfono móvil con nosotros causando estados de nervios, ansiedad o inseguridad.

Ya hay distintos estudios que reconocen que un porcentaje muy alto de la población padece esta dependencia y lo peor de todo, sin ser conscientes de ello.

Uso mucho el teléfono móvil ¿Soy adicto?

No vamos a frivolizar con la idea de que el uso en exceso del teléfono móvil ya es un síntoma de adicción. El uso reiterado del teléfono móvil no es en sí mismo un indicador de adicción. La clave no está tanto en el tiempo que se usa sino en la sintomatología que provoca cuando no se usa.

Te enseñamos a controlar el uso impulsivo de tu teléfono móvil. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso. La primera consulta es gratuita.

LLAMA O ESCRÍBENOS

Uso mucho el teléfono móvil ¿Soy adicto?

No vamos a frivolizar con la idea de que el uso en exceso del teléfono móvil ya es un síntoma de adicción. El uso reiterado del teléfono móvil no es en sí mismo un indicador de adicción. La clave no está tanto en el tiempo que se usa sino en la sintomatología que provoca cuando no se usa.

En este punto es donde deberías de plantearte algunas preguntas:

Tratamiento adicción al movil
  • ¿Te provoca inseguridad o te molesta no llevar el teléfono móvil encima? ¿Necesitas volver a casa para cogerlo?
  • ¿Lo sacas de forma instintiva sin necesidad alguna para mirarlo cada poco tiempo?
  • ¿Estas tranquilo si lo pierdes de vista?
  • ¿Tus amigos o familiares te dicen que estas todo el día colgado del teléfono?
  • ¿En tus relaciones personales abandonas una conversación para atender el teléfono, aunque las llamadas no sean importantes o los mensajes puedan esperar?
  • ¿Vas al baño con el teléfono o lo revisas en casa constantemente o antes de dormir para ver si te han escrito?

Consecuencias de la adicción al móvil

Cuando existe una dependencia, se ponen de manifiesto algunos efectos que nos influyen de forma negativa a nuestra vida:

  • Cambios de carácter derivados de la abstinencia del móvil
  • Ansiedad o inseguridad
  • Perdida de concentración
  • Abandono de las relaciones sociales tradicionales con nuestras amistades
  • Obsesión por la atención a redes sociales que nos hacen perder muchas horas de nuestro día a día.

Controlar el uso impulsivo del móvil es el objetivo final para que puedas hacer un uso adecuado que te permita no sufrir las consecuencias de la adicción y beneficiarte de las grandes ventajas de su uso.

Si crees que necesitas ayuda, no tardes en acudir. Podemos ayudarte. No estamos comunicando.