Fallece el actor Eric Lawson. Con él, ya son cuatro los hombres que protagonizaban los anuncios de cigarrillos Marlboro fallecidos de una enfermedad pulmonar.

¿Existe tal maldición como dice el artículo? Por supuesto, pero no ninguna generada por ningún maleficio oculto, sino por algo bien evidente y visible: el tabaco. Él es el responsable de la muerte, no sólo de estos actores del famoso anuncio de Marlboro que tanto daño hizo a toda una generación, sino también a 6 millones de personas al año, lo que supone que cada seis segundos muere una persona por culpa del tabaco. Es una estadística estremecedora, es una de las mayores amenazas para la salud pública con la que se ha tenido que enfrentar el mundo. Es terrible por lo evitables que son todas esas muertes. Debemos definitivamente cambiar el concepto que tenemos sobre lo que supone fumar. Tiempo atrás ha quedado ya esa concepción que nos trasmitía el anuncio famoso del que hablamos, del tabaco como algo placentero y que nos hacía ser personas más atractivas y más seguras de nosotros mismos, y que suponía incluso un valor añadido a nuestra personalidad. Hemos visto de qué manera terrible han terminado los cinco actores que lo protagonizaron, muertos a consecuencia de aquello que anunciaban casi como una fuente de felicidad.

Hoy en día sabemos que el fumar es una adicción, que la nicotina es la sustancia más adictiva que existe, que cada cigarro que nos fumamos contiene más de cinco mil sustancias tóxicas para la salud (no sólo los tan cacareados nicotina y alquitrán) y que el fumar no sólo no nos hace más felices sino que nos resta cantidad y calidad de vida. Tanto es así que la OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que el dejar de fumar es la medida más eficaz que los países pueden tomar para disminuir la muerte y enfermedad de las personas.

Me gustaría daros siete razones, aunque podría daros miles, para no fumar:

  1. Serás LIBRE. No debemos olvidar que el fumar es una adicción y que eso nos hace dependientes. Sólo nos podremos considerara libres de verdad, si nuestro bienestar o la manera de enfrentar los problemas depende única y exclusivamente de nosotros mismos, y no de consumir ninguna sustancia.

  2. Ahorrarás mucho DINERO. El precio del tabaco es cada vez mayor, ya que los gobiernos les aplican, lógicamente, una gran cantidad de impuestos. Es verdaderamente pasmoso ver a gente que tiene grandes dificultades económicas fumando. Es un dinero invertido en hacernos daño a nosotros mismos y que no nos dejará ningún beneficio. Sin embargo podemos pensar en todo lo que nos lo podríamos gastar: viajes, mejorar nuestra casa, comprar cosas que nos apetezcan, apuntarnos a alguna actividad que nos guste….

  3. Aumentará tu AUTOESTIMA. Es evidente que cuando uno es capaz de superar una adicción como es en este caso el tabaco, la percepción que tenemos de nosotros mismos mejora enormemente, al fin y al cabo, en la lucha hemos ganado. Esto hará que nos sintamos más fuertes y capaces de enfrentarnos a otras muchas cosas.

  4. Habrás dado un gran paso en la consecución de tu EQUILIBRIO EMOCIONAL. Esto es porque habrás identificado para qué usabas el tabaco, seguramente como herramienta de afrontamiento para problemas, ansiedad, inseguridad, nerviosismo por cualquier tema, como “premio”… El sólo hecho de identificarlos es el primer gran avance, puesto que implica conocerte mejor a ti mismo y ser capaz de conocer tus puntos débiles.

  5. Te habrás demostrado a ti mismo que se PUEDE CAMBIAR. Que todo aquello que no te guste en tu vida lo puedes eliminar o transformar, que tienes la capacidad y el valor para hacerlo. Que no tienes porqué arrastrar ninguna carga en tu vida, sólo saber qué quieres cambiar y luchar para conseguirlo.

  6. Te convertirás en un BUEN REFERENTE para los que te rodean, y especialmente para tus hijos o para los niños o jóvenes que tengas alrededor. No debemos olvidar que somos seres que aprendemos por imitación, y esto lo sabían muy bien los publicistas que idearon el famoso anuncio de Marlboro, poniendo a chicos guapos y con aspecto de triunfadores y en un entorno idílico fumando.

  7. Por tu SALUD. Lo he dejado para el final no porque sea menos importante, todo lo contrario, porque creo que esto ya lo deberíamos saber todos y he preferido hacer hincapié en cosas quizás menos conocidas. Nunca olvidemos que al fumar nos estamos colocando en los grupos de riesgo de la mayor parte de las enfermedades y de alguna manera estamos convirtiendo nuestra vida en una ruleta rusa, esperando siempre que en algún momento salga la bala que nos mate.

Dra San Román

Directora Médica de Centro Aupa