Tras leer el artículo de EL MUNDO titulado: ‘Hay niños que saben usar una tableta pero nunca han hecho la voltereta’, nos percatamos del abuso en el consumo de nuevas tecnologías por parte de nuestros niños y niñas. 

Desde Centro Médico AUPA, deseamos lanzar un nuevo lema o consigna para todos los padres, madres, profesores y educadores: «MÁS VOLTERETA Y MENOS TABLETA».

Alguien puede pensar que este título es un juego de palabras que hace un guiño al libro MÁS PLATÓN Y MENOS PROZAC de Lou Marinoff. Pues si alguien lo ha pensado, está en lo cierto. La analogía o la regla de tres sería: voltereta es a Platón, como tableta (ordenador de pantalla táctil usado hábilmente por niños muy pequeños) es a Prozac, pero ¿qué queremos decir con esto?

De la misma forma que en algunos tratamientos se está abusando de farmacología para tratar desajustes emocionales, aparcando en el proceso terapéutico trabajar la filosofía de vida, la creatividad, el equilibro emocional, la espiritualidad, el autoconocimiento, la compasión etc; también considero que nuestros niños están haciendo un uso abusivo de la tecnología, olvidándose de juegos “de patio”, más interesantes en términos de sociabilización y ejercicio físico.

Con estas palabras no quiero que nadie piense que estoy en contra de la tecnología aplicada al ocio y aprendizaje de los niños, todo lo contrario, considero que la tecnología es tan útil como necesaria, pero también pienso que su uso ha de estar compensado por “la voltereta”; es decir, con el aprendizaje y el desarrollo de las habilidades sociales del niño. 

Alvaro Bilbao resalta en la entrevista la importancia de cuidar el aspecto emocional de nuestros hijos. Las nuevas tecnologías, como son los ordenadores o tablets, pueden ser muy educativas, pues se asimilan a una ventana que se le abre al niño hacia unos conocimientos infinitos, pero a través de esta ventana, no va a alcanzar la madurez emocional necesaria que si que le da un buen revolcón en la alfombra con su madre o con su padre jugando a indios y vaqueros, por ejemplo.

En Centro Médico AUPA ya os hablamos del ‘Abuso de la tecnología desde bebés’, así como de la importancia de detectar cuando este uso de las nuevas tecnologías en bebés y niños puede pasar a convertirse en un abuso en adolescentes y jóvenes, lo cual podría llegar a ser un problema de adicción.

En nuestro centro,  todos los tratamientos son personalizados, y se basan en la creatividad, el autoconocimiento emocional y el calor humano necesario en el proceso, siempre diseñados tomando como base los avances neuro-científicos más punteros, teniendo muy presente que el cerebro se está formando siempre, efectivamente,  pese a que alcance su maduración completa a los 23 años, como bien dice el autor del artículo al que nos remitimos hoy.

Dicho de otra forma, nuestra pretensión es que cada uno de nuestros pacientes encuentre a su niño perdido, para facilitar que aflore la pasión, la ilusión y el entusiasmo necesarios para trabajar aspectos emocionales, y así poder arrancar proyectos personales que les conduzcan al bienestar físico, psíquico y social.

Todo el equipo de Centro Médico AUPA estamos listos y preparados para ayudarte. ¡¡¡ Feliz Vida Nueva !!!

Fernando Gallego

Psicólogo Centro Médico AUPA