Dos días antes del terremoto en Nepal, Matthieu Ricard, médico y monje budista, intérprete del Dalai Lama, fotógrafo y escritor, abandonó su monasterio en Katmandú para visitar a su anciana madre en Francia. Él hubiese preferido estar allí, pero estando en Francia consiguió recolectar un millón de dólares para la reconstrucción de Nepal.

Su formación como biólogo molecular del Instituto Pasteur, le empujó en el año 2000 a participar de una ambiciosa investigación neurocientífica en EEUU y en Europa que, a día de hoy, continúa midiendo los efectos que la meditación y el entrenamiento mental producen en el cerebro, con las eficientes aplicaciones terapéuticas que los profesionales de la salud estamos desarrollando en clínica gracias a esta investigación.

En la entrevista que le ha concedido al diario La Nación nos hace llegar su labor consciente, constante y consistente en el compromiso consigo mismo y con el resto de los “seres sintientes”. Esta línea de trabajo le ha llevado a cultivar el altruismo y la compasión como una forma de vida.

“Día tras día, hay que entrenar el cerebro con pensamientos positivos y dejar de pensar en uno mismo, que es lo que nos vuelve miserables”.

Mattieu nos dice que no debemos tener la felicidad como objetivo, sino que ha de ser una consecuencia de trabajar la libertad, el coraje, la fuerza interior, el amor, la compasión y la amabilidad incondicionales. De esta forma cambiamos la neuroplasticidad de nuestro cerebro en nuestro propio beneficio y en el de los demás. La empatía nos informa sobre la situación de otros, pero es la compasión la que nos motiva a colaborar en el bienestar del otro.

Estamos asistiendo en la actualidad a un movimiento científico que recoge toda la sabiduría milenaria budista, la integra, y la desarrolla con operatividad terapéutica. Matthieu nos habla del aprendizaje y entrenamiento de la atención plena para vivir de forma consciente y conectado con nuestra esencia. El amor y la compasión cierran este círculo colaborativo científico-espiritual maravilloso.

Todo el equipo de Centro Médico AUPA estamos listos y preparados para ayudarte. Feliz Vida Nueva!!!

Fernando Gallego

Psicólogo Centro Médico AUPA