Como todos sabemos, las películas de Disney son una fuente de educación y transmisión de valores muy importante en la infancia y, a través de sus entrañables personajes de ficción, tratan de difundir una visión de la vida real muy optimista y sensata. 

Hay veces que debemos echar la vista atrás y recordar todo lo que aprendimos de niños para darnos cuenta de la cantidad de cosas que estamos haciendo mal, o que podríamos mejorar, en nuestro día a día o de nuestra propia personalidad. Es por eso, que hemos decidido echar un vistazo para rememorar algunos de los valores más fuertes que ciertos personajes de Disney nos mostraron en nuestra niñez. 

herculesHércules: fuerza, constancia, perseverancia, superación… 

Sin duda, este personaje de la mitología adoptado por Disney, es la representación máxima de la fuerza vital que todos llevamos dentro. Debemos fijarnos en él para darnos cuenta de que con afán, fe en uno mismo y ganas de luchar, cualquiera podemos conseguir todo aquello que nos propongamos.


Pocahon1Pocahontas: esfuerzo, gratitud, humildad, justicia… 

Este maravilloso personaje de mujer representa la idea de que no todos somos iguales y debemos aceptarnos tal y como somos; no debemos buscar la aprobación de los demás. Su mensaje es un claro ejemplo de fortaleza y autoestima: cada uno de nosotros somos exactamente igual de importantes en la Tierra. 


group-disney-announces-toy-story-4-is-happening-126226Toy Story: amistad, creatividad, trabajo en equipo…

El simpático grupo de juguetes nos enseña cómo, a través de la cooperación y el trabajo en equipo, se pueden alcanzar objetivos con mayor rapidez y con mejores resultados que haciéndolo de manera egoísta. Además, la creatividad está muy presente en esta cinta, pues las ideas que tienen los muñecos para llegar a lograr sus metas son de lo más ingeniosas, ocurrentes y participativas. 

Y MUCHOS OTROS:

Con Aladdin aprendimos el lema “Sé tú mismo”, con El Rey León asimilamos la capacidad de empatizar y la lealtad, con La Sirenita la adaptación al cambio y el sacrificio y con Peter Pan descubrimos la confianza en uno mismo.

“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

“Piensa, sueña, cree y atrévete”.

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te llevará a donde quieres llegar mañana”. (Walt Disney).

Irene Ramírez

Colaboradora blog Centro Aupa