Esta es la pregunta que se hacen todos después de ver en las páginas de la revista danesa Cover a una modelo de 16 años extremadamente delgada.

La propia directora de la revista se ha visto obligada a pedir disculpas ante el aluvión de críticas surgidas. Es terrible, no puedo utilizar otra palabra para definir el modelo de belleza que se presenta a los jóvenes y la teoría del culto a la imagen como eje central necesario en la vida de una persona.

¿Qué clase de valores podemos trasmitir a nuestros hijos con estas imágenes de mujeres y hombres con una delgadez enfermiza y que son los elegidos por las grandes firmas para desfilar en las mejores pasarelas y posar para las mejores revistas de moda? 

Son triunfadores, ese es el mensaje. Y así los adolescentes centran su vida en imitar aquello que para ellos es el ejemplo de alguien que gana mucho dinero, sale en todas las revistas, es admirado, viaja por todo el mundo y es “feliz”. Sólo hay una manera de luchar contra todo esto y conseguir adolescentes sanos y felices: educación y conocimiento.

La anorexia es una conducta patológica, en la que la única obtención de bienestar se genera a través de la imagen corporal distorsionada, cuanto más delgada mejor, a expensas de la propia salud y de la vida, como ocurre en muchas otras conductas patológicas.

Es necesario enseñar a los niños el concepto de bienestar físico y emocional y las maneras de obtenerlo. Claro que es importante el cuidar nuestro cuerpo, mucho más de lo que la gente cree y por motivos mucho más profundos. Necesitamos mantener nuestro cuerpo en forma, necesitamos realizar ejercicio físico y tener una dieta rica y variada para que nuestro cerebro funcione correctamente.

Cover-Magazine-Controversy

Pero esto que vemos en la foto es todo lo contrario, es un modo equivocado de “sentirse bien”, es la manera patológica que el cerebro ha aprendido para obtener bienestar. Bajo esto subyace una personalidad alterada y con múltiples problemas: excesiva autoexigencia, baja autoestima, incorrecto manejo de las emociones…

En conclusión, alguien que necesita mucha ayuda y es digno de lástima y no de admiración. Cuando veo esta imagen lo que siento es una profunda pena por esa niña de 16 años llamada Lululeika Van Riep.

 

 

 

(Foto: Cover Magazine)

Dra. San Román

Subdirectora de Centro Médico Aupa

Nos ha sorprendido cómo rápidamente han salido otras noticias contra la anorexia. ¡Bien por Francia por ponerse las pilas con respecto a este tema!