NETFLIX es una empresa estadounidense de entretenimiento que proporciona, mediante una tarifa plana mensual, películas y series de televisión vía streaming. El primer trimestre del 2015 tenía más de 60 millones de suscriptores en todo el mundo.

Hasta aquí todo bien, una buena iniciativa empresarial que se vale de la tecnología para satisfacer una clara demanda de cine y series cinematográficas.

Ahora bien, curiosamente en Centro Médico AUPA estamos tratando cada vez más casos de personas jóvenes cuya principal y única fuente de diversión y de motivación, consiste en ver capítulo tras capítulo de series y/o jugar a videojuegos hasta altas horas de la madrugada, con el consiguiente cansancio y desmotivación que sufren al día siguiente para ir a estudiar o trabajar. Esto en el mejor de los casos, cuando no hay porros o alcohol de por medio que desencadenan un síndrome amotivacional, que hace que la vida del joven se desestructure por completo.

Parece que NETFLIX no ha tenido en cuenta esta peligrosa realidad social, haciendo una campaña que no hay por donde cogerla desde un punto de vista ético o moral.

netflix

1º. Utilizan un justificante médico, con firma y sello, que permite al usuario llegar tarde a clase o a trabajar al día siguiente por haber estado toda la noche viendo series o películas. Y yo me pregunto: ¿qué médico firmaría algo así? Vale, sí, es una licencia publicitaria, de acuerdo. Pero… ¿Dónde ponemos el límite? El límite para que campañas como ésta no fomenten el hecho de que algún joven no lo entienda como tal y siga abusando de la televisión, a la par que elude sus responsabilidades como estudiante y/o trabajador?

2º. El término post-binge puede ser asociado en la mente del consumidor, por la forma en la que aquí se trata, con el fenómeno binge-drinking, esto es, el atracón de alcohol que practican algunos jóvenes, víctimas de una moda incalificable que consiste en beber cantidades ingentes de alcohol en un tiempo continuado hasta la extenuación, normalmente en “botellones”. Esta campaña, de una forma muy sutil, también juega claramente con este concepto de atracón, y los atracones nunca sientan bien.

3º. Utilizan de modo irónico el “úsalo con cabeza” apelando sutilmente al “bebe con moderación”, que es la frase que, por ley, debe aparecer en cualquier bebida alcohólica. Jugar con esto, desde mi punto de vista, ya es bastante irresponsable pero, al  menos, asumen que es peligroso.

En definitiva, la campaña justifica el ser “seriéfilo”, o sea, empezar a tener una adicción a las series, y creo sinceramente que se debe de parar de “jugar” con el concepto adicción en publicidad, sea en la modalidad que sea.

Disfruta de tus series favoritas, pero con moderación.

Todo el equipo de Centro Médico AUPA estamos listos y preparados para ayudarte. ¡¡Feliz Vida Nueva!!

Fernando Gallego

Psicólogo Centro Médico AUPA