Tu casa, tu barrio, tu ciudad, tu país… Tu trabajo, tu círculo de amigos, tu familia, tu rutina… ¿Tus límites?

Salir de la zona de confort significa romper con las barreras del “no puedo” para crecernos y sentirnos libres.

Supone también ampliar nuestros horizontes en absolutamente todos los ámbitos: no sólo en el amoroso o el profesional; sino que además se trata de descubrir capas ocultas en nuestra personalidad: la tolerancia, la empatía, la armonía, el entusiasmo, la valentía…

Salir de la zona de confort significa abrirnos a un nuevo mundo en el que poder hallar nuevas sensaciones, nuevas experiencias, nuevas personas, nuevos sentimientos…

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Cómo conseguimos salir de esa burbuja en la que llevamos años inmersos? ¿Cómo escapar de ese cada vez más pequeño espacio en el que todo siempre es igual?

Estos son algunos pensamientos y frases que debes pensar y decir para, así, comenzar la nueva aventura que te proponemos: un divertido viaje a las afueras de tu monótona zona de confort. ¡Adelante!

1. ¡Yo puedo! Claro que puedes. Sabemos que es un primer paso difícil pero has de tener CONFIANZA. Como dice el orador Robert Kiyosaki:

“Actualmente la libertad y la seguridad no se encuentran tanto en lo que tenemos, sino en lo que podemos crear mediante la confianza”.

2. Creo en mí. CREER es lo más importante para emprender este cambio. Decía Nietzsche:

“El que no cree en si mismo miente siempre”.

3. Me siento orgulloso/a. Porque no todo el mundo decide salir de su zona de confort. Eso sí, el orgullo es algo que hay que llevar por dentro. Decía el poeta austríaco Hugo von Hofmannsthal:

“Una cierta cantidad de orgullo es un ingrediente útil para el genio”.

4. ¡¡Fuera los miedos!! La inercia es el peor de nuestros males, pues cuando algo que siempre había llevado cierta tendencia, como nuestra rutina diaria, varía de dirección, nos invade el miedo. Y no puede ser. Avanza y verás como el miedo, poco a poco, se va quedando atrás. Tomamos una fantástica frase de Marie Curie: 

“A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender”.

5. Deseo descubrir mi creatividad. Ser más curiosos con el mundo que nos rodea nos ayudará a conocernos mejor y a desarrollar nuestro INEGENIO para actuar ante nuevas situaciones. Recuerda que todos somos personas creativas, pero debemos esforzarnos duro por sacar todo lo que llevamos dentro. Esta frase es del psicólogo Edward de Bono: 

“La creatividad y la simplificación se complementan enormemente. Es preciso hallar nuevas formas alternativas de hacer las cosas, esto exige creatividad”.

6. Tengo ganas de vivir, de relacionarme con los demás, de continuar aprendiendo. Pocas cosas más gratificantes hay en esta vida como el VIAJAR, descubrir nuevas formas de vivir, relacionarse, nutrirse de diferentes culturas… Es una experiencia realmente reconfortante el pensar que somos parte de un universo de contrastes lleno de personas tan diferentes. El escritor chileno Roberto Bolaño dijo:

“No hay nada como viajar para ensanchar la cultura. Pero también para afinar la sensibilidad”.

7. Quiero ser más independiente. Incrementar la confianza en ti mismo/a hará que valores cada vez más tu propia AUTONOMÍA. Claro que necesitamos a los demás, pero debemos entender la compañía de nuestros familiares, amigos o pareja como un importantísimo apoyo, no un refugio del que dependamos sin alternativa. Para terminar, os dejamos con esta frase del psiquiatra Thomas Szasz: 

“La gente suele decir que tal o cual persona no se ha encontrado todavía a sí mismo. Pero la autonomía no es algo que uno encuentra, es algo que uno crea”.

Irene Ramírez López

Redactora Blog CentroAUPA