Paulina Rubio usa el hashtag de Selectividad #PAU2015 creyendo que tenía que ver con ella 

(20 MINUTOS)

pau2015 
La semana pasada, la cantante confundió un hashtag (#PAU2015) que los jóvenes estaban utilizando para hablar de las Pruebas de Acceso a la Universidad, pensando que hablaban de ella. 

Esto no es algo que solo les pase a las estrellas, creer que el mundo gira a nuestro alrededor es uno de los mayores problemas de egoísmo y egolatría. El afán de protagonismo, el creernos únicos… Nos pueden traer muchos problemas. 

Debemos comprender, en primer lugar, las diferencias entre ego y autoestima.

La RAE acuña el término de Ego, refiriéndose al psicoanálisis de Freud:

EGO: instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.

Y una segunda acepción, más coloquial:

Exceso de autoestima.

Por otro lado, la RAE define

AUTOESTIMA: Valoración generalmente positiva de sí mismo.

Como vemos, la línea es muy delgada. ¿Cuándo estamos teniendo una visión positiva de nosotros mismos? ¿Y cuándo ésta pasa a ser “excesiva”? ¿Cómo son los verdaderos ególatras?

  • Quieren ser el centro de atención para sentirse aceptados y queridos. 
  • Descuidan a los demás y a sus necesidades, únicamente piensan en sí mismos: en lo que necesitan en cada momento y en cómo conseguirlo a través de los demás. 
  • Están a la defensiva siempre. 
  • Desean recibir halagos constantemente. Necesitan que se ensalce todo lo que hacen para sentirse bien consigo mismos. No son capaces de valorarse y valorar sus méritos por ellos mismos.
  • No aceptan el éxito de los demás. Y, ni mucho menos, se alegrarán jamás. No pueden soportar que la gente de su alrededor logre un triunfo antes que ellos. Ya sea en el terreno laboral, amoroso, económico, personal… Son personas que se sienten mejor cuando los que les rodean no consiguen sus objetivos. Así, si ellos tampoco lo hacen, no se sienten defraudados consigo mismos.
  • Tienen un problema de baja autoestima e intentan enmascararlo.
  • Suelen “minar” el autoestima de los otros, agotando y debilitando los que les rodean. Así, se aseguran de que los demás no les “superen” en ningún terreno de la vida. 

Tal y como comprobamos, este obstáculo tan grave que es el ego, es uno de los trastornos que más problemas puede acarrear. Por ejemplo, una persona con estas cualidades tan trastocadas de su personalidad puede caer con mayor facilidad en una adicción. Si ya es “adicto a su ego”, puede, en un momento dado, sentirse en la necesidad de suplir las carencias afectivas y personales a través del consumo. 

En cualquier caso, es un problema que, sin lugar a dudas, ha de ser tratado y requiere de ayuda externa. Como siempre decimos, lo más importante es conocernos a nosotros mismos. Si te has reconocido en alguno de los puntos anteriores, o crees que alguien de tu alrededor puede estar sufriendo este trastorno… Piénsatelo y consúltanos. 

Irene Ramírez

Colaboradora blog Centro AUPA