Hoy nos queremos hacer eco de las declaraciones en exclusiva de Víctor Gutiérrez publicadas en la revista

[SHANGAY]: “Como deportista homosexual, siento la necesidad de dar la cara (…) Espero que mi salida del armario sirva para romper un tabú dentro del deporte, y que haya cada vez más visibilidad”.

La noticia es un paso pequeño, sí, pero tan importante para el mundo LGBT del deporte que ha trascendido hasta el periódico nacional [EL PAÍS]: “El waterpolista español Víctor Gutiérrez sale del armario”.

En Centro Médico AUPA tuvimos la oportunidad de conocer a Víctor Gutiérrez y entrevistarle para #8ApellidosDeAquí que, como sabéis, es una serie de 8 entrevistas en las que os presentamos a personas corrientes que, de un modo u otro, han generado un cambio en su vida y/o en la de los demás, demostrando que todos podemos conseguir lo que nos propongamos. 

¿Por qué elegimos a Víctor Gutiérrez? 

Pues bien, en primer lugar, tenemos que decir que pudimos contactar con él gracias a un amigo común también relacionado con el mundo del waterpolo. Estábamos buscando el perfil de un chico joven deportista para nuestra serie de entrevistas y Víctor encajaba a la perfección; un joven, de 25 años, estudiante de periodismo y comunicación audiovisual, enamorado del waterpolo desde pequeño. Su pasión por este deporte y su visión de la vida fueron lo que nos lanzó a llamar a Víctor para entrevistarle y poder charlar con él sobre algunos valores tan importantes para el deporte y la vida cotidiana como el  esfuerzo, la dedicación, el sacrificio, el coraje

“Jamás rendirse es una máxima grabada a fuego en la frente de los deportistas que, gracias a Víctor, pudimos transmitir a nuestros pacientes con #8ApellidosDeAquí. 

Desconocíamos la inclinación sexual del waterpolista y nuestra entrevista en ningún momento se interesó por ese terreno tan personal; sin embargo, pudimos encontrar en Víctor Gutiérrez la virtud más importante que puede tener una persona: el equilibrio. El equilibrio emocional de haber encontrado su sitio, de saberse en paz consigo mismo, de sentirse tranquilo con lo que es y cómo ha llegado hasta ahí.

Él mismo afirma esa tranquilidad, incrementada por el respaldo de su familia y su entorno. Además, es importante lo que él destaca en la entrevista: “jamás nadie me ha juzgado como deportista por mi condición, siempre ha sido en función de mi rendimiento”.

En Centro Médico Aupa nos hemos encontrado con algunos casos en los que el dilema de enfrentarse a la situación de salir del armario ha expuesto a la persona a un problema aún mayor, las adicciones. 

¿Por qué? Pues tan sencillo como que no poder o no saber cómo reconocer quién eres a tu entorno, y a ti mismo/a, puede desencadenar en una serie de trastornos como ansiedad, depresión, frustración, etc. Factores, todos ellos, que son el caldo de cultivo perfecto para llevarnos a consumir tóxicos en busca de una plenitud que no se encuentra en un incómodo y falso día a día.

Al final, la única verdad es que debemos ser honestos con nosotros mismos, como lo ha sabido ser Víctor, y vivir como deseamos hacerlo, aferrándonos a las pequeñas grandes cosas de la vida, como su pasión por el waterpolo. 

Sin duda, fue una gran experiencia conocer a Víctor Gutiérrez, como al resto de nuestros entrevistados/as.

Nos quedamos con su frase final de nuestra entrevista:

La solución somos nosotros mismos. Por muy complicada y dura que sea la situación, siempre hay que buscar algo que nos ilusione y nos apasione…

¡¡Si la mesa no te gusta como está, dale la vuelta!! 

https://youtu.be/fV7-9xpERGw