Plantea

[PSYCIENCIA]¿Se pueden predecir las conductas adictivas desde el preescolar?”  para hablarnos del estudio realizado en Nueva Zelanda por Wendy Slutske, profesora de Psicología de la Universidad de Missouri, en el que se asevera que el cómo vivimos y nos desarrollamos en nuestra infancia, puede marcar la diferencia entre ser un adulto con una adicción o ser un adulto sano; lo que nos evidencia la importancia de la educación desde las edades más tempranas.

Una de las variables fundamentales que se midieron en los niños participantes en esta investigación, con una gran muestra representativa, fue la regulación emocional, que consiste en la habilidad aprendida y dirigida a mantener, aumentar o suprimir un estado afectivo en curso con el objetivo de desarrollar nuestro propio bienestar y el de los demás.

Aprender a tener conciencia y a regular las emociones en la infancia es de vital importancia para desarrollar una buena gestión emocional en la vida adulta, y por consecuencia, tener una menor predisposición a padecer una adicción.

La falta de auto-control y la impulsividad son dos de las variables que funcionan como polvorín en la educación de los niños para convertirles en adultos propensos a desarrollar adicciones. Se constata que los niños con estos patrones de conducta tienden a relacionarse entre ellos, alimentando de esta forma la conducta problemática desde las relaciones entre el grupo de iguales, lo que tiende a mantenerse en la vida adulta.

Ni que decir tiene que este importantísimo estudio viene a reforzar algo que los profesionales en este campo tenemos muy claro, pero que la población general, sabemos que no tanto:

Una adicción no se desarrolla por la simple exposición a sustancias adictivas, y no es el resultado del uso de drogas o de comportamientos adictivos, si no que viene íntimamente ligado a problemas de conocimiento y gestión emocional preexistentes.

Sólo cuando seamos capaces de reconocer las emociones en nosotros, podremos en cierto modo comprender las emociones de los demás. A día de hoy se están desarrollando cada vez más programas de Mindfulness en los colegios de todo el mundo, que permiten a los niños conocer sus emociones y sus pensamientos y aprender a gestionarlos para ser más felices y así tratar de disminuir la probabilidad de futuros problemas relacionados con conductas adictivas.

Según el prestigioso psiquiatra Viktor Frankl: “Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos”.

Todo el equipo de Centro Médico AUPA estamos listos y preparados para ayudarte.Feliz Vida Nueva

Fernando Gallego

Psicólogo Centro Médico AUPA