Empezamos nuevo año y lo hacemos pisando fuerte. 

Estamos decididos a tener una vida plena: llena de ilusión, de cariño por todo lo que nos rodea, de buenas actitudes, de menos enfados por cosas nimias… Una vida llena de entusiasmo por vivir. 

Podrías estar pensando al leerme que, en ese caso, el miedo no formará parte de nuestro nuevo camino hacia el cambio en este 2016 al que abrimos las puerta y los brazos; pero no es así. 

Sentir miedo significa que estamos vivos.

Eso sí, debemos aprender a controlarlo. Hay miedos sanos o prudentes. Es lógico que sintamos miedos normales en determinadas situaciones de alerta, puesto que somos seres humanos. Sin embargo, debemos aprender a desprendernos de los “miedos malos”, los tóxicos, aquellos que más sufrimiento nos aportan, de manera innecesaria. 

Éstas son las 5 Claves más importantes para aprender a vivir sin miedo:

1. APRENDIZAJE

Ser como niños pequeños en la escuela, tener ese cosquilleo por aprender a tocar un instrumento desconocido, pintar, descubrir cosas nuevas… Abrir nuestra mente y mantenerla en un constante aprendizaje nos ayudará a aprender también a vivir sin miedo. A vivir sin miedo por fracasar, porque estaremos continuamente intentando superarnos, con nuevos y creativos retos. 

2. AUTOCONFIANZA

Confiar en nosotros mismos nos ayudará a frenar esos fantasmas del miedo, al “qué dirán”, “qué opinarán sobre mí”… Debemos aprender a disfrutar de nosotros mismos, de cómo somos, de nuestro cuerpo y nuestras capacidades. Y querernos. 

3. OBJETIVOS

Tener un objetivo, fijarse una meta y luchar por alcanzarla es primordial para continuar en un viaje de despegue, donde el miedo se quede en tierra. 

4. APOYO

Tener un apoyo en los demás es vital cuando el miedo nos alcanza. Debes aprender a rodearte de personas que te ayuden, que te quieran tal y como eres y que te comprendan. La familia, los amigos, los compañeros resultan una fuente de cariño tan fuerte que se convertirá en una barrera que los miedos no podrán cruzar. 

5. REALIDAD

Ser realistas y saber en qué nos hemos equivocado, nos ayudará a mirar las cosas con distancia y perspectiva y frenar los miedos absurdos que nos puedan acechar. Debemos poner una dosis de realidad en nuestra visión de los hechos y saber que los miedos son infundados y que podemos, y debemos, deshacernos de ellos. 

Vivir con ilusión nos ayuda a vivir sin miedo.

 

Irene Ramírez

Colaboradora Blog Centro AUPA