Existe mucha información sobre drogas, pero poca de esa información está explicada y difundida por especialistas en adicciones. Por eso, desde el Centro Aupa os traemos hoy la primera parte de la entrevista que le hemos realizado a uno de los expertos en adicciones de nuestro equipo.

La Dra. San Román forma parte de nuestro experimentado equipo de terapeutas, trabajando como responsable del departamento de Medicina General. Tiene un máster en Psiquiatría y Psicopatologías por la Sociedad Española de Medicina y cuenta con muchos años de experiencia en el campo del diagnóstico y tratamiento de las adicciones.

Qué es una droga y cuáles son sus efectos

Las drogas son sustancias que se usan sin fines terapéuticos, autoadministradas por diferentes vías, y que producen efectos en el sistema nervioso central, modificando las funciones cerebrales y produciendo alteraciones en el comportamiento, en la percepción, en el juicio y en las emociones.

Tipos de drogas según sus efectos

Drogas depresoras del sistema nervioso central: actúan sobre el cerebro entorpeciendo y ralentizando el propio funcionamiento. Entre ellas están el alcohol, la heroína, la morfina, los tranquilizantes y los hipnóticos.

Drogas estimulantes del sistema nervioso central: actúan sobre el cerebro acelerando su funcionamiento habitual y provocando un estado de activación que va desde una mayor dificultad para dormir hasta un estado de hiperactividad después de su consumo. Entre ellas están la cocaína, anfetaminas, nicotina, cafeína, teína, etc.

Drogas perturbadoras del sistema nervioso central: alteran su funcionamiento y provocan distorsiones perceptivas y alucinaciones visuales y auditivas. Entre éstas están el LSD, los derivados del cannabis, etc.

Como saber si soy adicto a las drogas o es un abuso

No todo consumidor de drogas es un adicto. Pero, ojo, esto no quiere decir que todo consumo que no sea adictivo sea inofensivo. Veamos la diferencia.
Abuso de drogas: aquella forma de relación con las drogas en la que, bien por su cantidad, por su frecuencia y/o por la propia situación física, psíquica y social del sujeto, se producen consecuencias negativas para el consumidor y/o su entorno.

Adicción a las drogas: Siguiendo a la Organización Mundial de la Salud, podemos entender la dependencia como aquella pauta de comportamiento en la que se prioriza el uso de una sustancia psicoactiva frente a otras conductas consideradas antes como más importantes.

Como vemos, la principal diferencia es que, en la adicción, el consumo de la droga pasa a convertirse en una conducta en torno a la cual se organiza la vida de la persona. Esta dedicará la mayor parte de su tiempo a pensar en el consumo de drogas, a buscarlas, a obtener financiación para comprarlas, a consumirlas, a recuperarse de sus efectos, etc.

Tratamientos para las adicciones: ¿Es la adicción una enfermedad?

Sí. La adicción es una enfermedad compleja. Factores biológicos, genéticos, psicológicos y de personalidad, socio-culturales y familiares se unen e interactúan, produciendo primero la predisposición, y luego con la exposición al factor desencadenante, que podría ser: sustancias psicotrópicas, juego, sexo, relaciones, comida, etc. se evoluciona hacia la consolidación del proceso patológico llamado adicción.

Los factores de personalidad juegan un rol en el desarrollo de la adicción, teniendo en cuenta que algunas características de la personalidad, tales como la baja tolerancia a la frustración y la dificultad para lidiar con los sentimientos propios, son factores que facilitan la aparición del desorden adictivo. Ningún estudio ha podido ser concluyente en la existencia de una “personalidad adictiva”.

La adicción es una enfermedad crónica, pero tratable. En nuestro centro hacemos el tratamiento como un traje en una sastrería, hecho a medida. Y basado en los últimos avances en neurociencia. Que el paciente acometa cambios en su vida es fundamental, es evidente que lo que ha hecho hasta este momento no es válido puesto que le ha conducido a esta situación. La abstinencia es sólo el principio del tratamiento, pero el fin es que el paciente se convierta en una persona verdaderamente feliz.

Síntomas de la adicción al alcoholismo: ¿Cómo saber si soy alcohólico?

El alcoholismo o adicción al alcohol no está fijado por la cantidad ingerida en un periodo determinado: personas afectadas por esta enfermedad pueden seguir patrones muy diferentes de comportamiento, existiendo tanto alcohólicos que consumen a diario, como alcohólicos que beben semanalmente, mensualmente, o sin una periodicidad fija.

Si bien el proceso degenerativo tiende a acortar los plazos entre cada ingesta. Esto último ocurre por lo que denominamos tolerancia, cada vez se requieren mayores cantidades de sustancia para conseguir los mismos efectos. Por eso tolerar mucho alcohol es un síntoma de alcoholización.

Si te ocurre esto, debes de consultarlo y pedir ayuda, es un síntoma de que tienes adicción al alcohol. Y da igual la periodicidad con la que bebas, aunque sea una vez al mes o cada más tiempo. Como hemos visto antes, esto es el principio del problema. Para conseguir más ayuda en este sentido, puedes realizar nuestro test de alcoholismo o ponerte en contacto con nuestro centro de especialistas.