En nuestra serie de los efectos de las drogas, hoy hablamos del alcohol. Al igual que los efectos del consumo de cannabis o del tabaco, estos son muy nocivos para nuestra salud.

El consumo de alcohol tiene efectos diferentes en un ser humano. Y es que estos efectos cambian con el tiempo. Al principio produce sensación de relajación y euforia, pero si continuamos bebiendo pasaremos a la fase de intoxicación en la que se afecta el sistema nervioso con pérdida de coordinación de movimientos y posteriormente con náuseas, vómitos, agitación, irritabilidad y finalmente somnolencia, estupor y coma.

Consecuencias del consumo del alcohol

Aparato Digestivo: irritación de la mucosa gástrica con la posible aparición de úlceras y hemorragias y estrecha relación con el cáncer de estómago, esófago, laringe y páncreas. Esofagitis, pancreatitis, varices esofágicas sangrantes, peritonitis. En cuanto al hígado, que es el lugar donde se metaboliza el alcohol, primeramente aparecerá hígado graso y posteriormente pudiendo llegar a cirrosis hepática e, incluso, la muerte.

Diabetes tipo II
Alteración de la función renal, reduciendo los niveles de la hormona antidiurética, provocando deshidratación.
Aparato Cardiovascular: aumenta la actividad cardíaca y la tensión arterial. Produce daños en el músculo cardíaco por sus efectos tóxicos.
A nivel cerebral: cambios de humor,pérdida de coordinación muscular, disminución de la alerta, temblores, alucinaciones…Daña las células cerebrales y altera la acción de los neurotransmisores, modificando su estructura y función.
Disminución de la libido y la actividad sexual. Puede causar infertilidad y disfunción eréctil.
Anemia megaloblástica.
Fallo en el sistema inmunitario, con el consiguiente mayor riesgo de infecciones.

No pretendemos con esta exposición ser catastrofistas, sólo realistas. Estas que hemos enumerado son las consecuencias REALES del consumo de cualquiera del alcohol. Por eso, si te sientes atrapado por alguna de ellas y necesitas ayuda, no dudes en contactar con nosotros en Centro Aupa. Te ayudaremos, no lo dudes.