Hoy publicamos la segunda pregunta de la amplia entrevista con el doctor Mediavilla, director de nuestra clínica de adicciones de Madrid. En esta ocasión, nos ayuda a responder a la pregunta de si es voluntario el consumo de drogas; es decir, si realmente somos nosotros quienes decidimos consumir determinada sustancia en un momento concreto, o es algo que va más allá de ‘lo que queremos’.

La voluntad de un adicto está según su grado de adicción, secuestrada en mayor o menor medida, con lo que al principio se tiene sensación de control, que se va perdiendo según aumenta la adicción. Desgraciadamente, el afectado es el último en enterarse de la perdida total de voluntad, cuando el abuso desconecta definitivamente el control voluntario.

Desasosiego

 

 

La puede llegar a tal calibre que hace creer al organismo que son sustancias rigurosamente necesarias para la propia supervivencia.

 

Cada vez que el individuo toma una droga, se activa el sistema de recompensa y se produce un refuerzo positivo que hace que el consumo de ella sea valorada por el organismo como algo muy positivo.

Llega un momento en la vida de un adicto que la droga se convierte en lo primero, necesitan su consumo incluso más que el agua o el alimento. Es capaz de ganarle la batalla incluso al instinto de supervivencia, esto demuestra que la voluntad del adicto queda castrada en cuanto se ve atrapado por la enfermedad.

Cualquier ser humano que se encuentra bajo los efectos de cualquier droga, pierde su libertad, ya que los actos eufóricos o relajantes, dependiendo de la sustancia que consuma, van a hacer que la persona no tenga el control de sus actos, sentimientos o reacciones.

Lo mejor que puede hacer cualquier ser humano que quiera ser el único dueño de su voluntad y no perder nunca sus libertades individuales, es apartarse de las drogas y tratar de vivir una vida en paz, salud y equilibrio.

¿Crees que puedes estar sufriendo una adicción? Péganos un toque y te ayudaremos de inmediato.