Por todos es conocida la triste historia de la infancia de esta actriz. Adicta a las drogas, incluído el alcohol, desde los 10 años. Con 13 fue ingresada por su madre en un hospital psiquiátrico. En su estancia allí, las únicas visitas que recibió fueron las de su progenitora, con la que mantenía una terrible relación. 

Las madurez; “Me quedo sola para no estar sola nunca más…”

Eso debió pensar Drew Barrymore, y fue lo que le hizo tramitar la emancipación legal de su madre. Con 14 años ya era independiente y estaba preparada para volver a hacer películas, sin embargo, en ese momento, muchos pensaron que su tren ya había pasado. Resultado: no obtuvo ningun papel.

Demostrando madurez, intelegencia y capacidad de lucha, en vez de recurrir a sus viejas amigas; las drogas para encontrar paliar su incertidumbre, se puso a trabajar de camarera y a interpretar papeles insignificantes en producciones de tercera. Siguió llamando a las puertas de los representantes y productores de Hollywood, para comenzar de nuevo su carrera. Insistió e insistió, peleó y peleó y claro, al final, como no podía ser de otra manera, lo consiguió.

Hoy Drew Barrymore, es una actriz de renombre internacional y disfruta de una vida familiar estable y feliz. Ha logrado recuperar su vida y olvidar la frustración de una infancia perdida.

Conclusión: si algo en tu vida,  no es posible ser cambiado…, cambia tu manera de mirarlo….

OTROS FAMOSOS QUE TOCARON FONDO Y SALIERON DE LAS DROGAS: