Dentro de nuestro programa de entrevistas, hoy hablamos con Marta Blázquez, terapeuta en el Centro Médico Aupa. Marta tiene un máster en Prevención y Tratamiento de Conductas Adictivas,por la Universidad de Valencia. También es Practitioner en Programación Neurolingüística.

En nuestra conversación, hablamos de temas como la importancia de la familia y el entorno en general a la hora de superar una adicción a las drogas, los motivos por los que un paciente puede volver a recaer, el tiempo de recuperación o la manera de trabajar del Centro Médico Aupa.

Tratamiento de adicciones: La importancia del entorno y la familia

Una adicción es un fenómeno multifactorial, es decir, no depende sólo de una variable. Podríamos afirmar que además del individuo (con unas características físicas, psíquicas y sociales concretas) influyen, como es lógico, la sustancia o conducta adictiva (tipo, cantidad, frecuencia..) y el entorno (familia, colegio, amigos, trabajo…).

Estos son los tres vértices que conforman el triángulo en el que se desarrolla la adicción. En un tratamiento para superar esta enfermedad se deben siempre comprender y analizar todos ellos para poder ayudar al paciente a conocerse a sí mismo y desarrollar las estrategias y habilidades necesarias para no volver a caer en la trampa del consumo de una sustancia tóxica o una conducta adictiva para intentar ser “felices”.

Adicciones: Recaídas y prevención. ¿Por qué un adicto no puede volver a consumir o realizar la conducta adictiva?

Esta es una pregunta muy frecuente con la que nos encontramos en nuestro centro. La persona que desarrolla una adicción llega a tener una relación de dependencia emocional además de física con la sustancia o conducta adictiva en cuestión. De este modo, teme que su vida no vaya a funcionar sin su “compañero de viaje” puesto que éste ha estado presente en un enorme número de situaciones del paciente durante mucho tiempo.

Así que la labor terapéutica deberá estar enfocada a una comprensión profunda de quién es ese “amigo inseparable” (alcohol, cocaína, hachís, juego…), cuál es el papel que realmente ha desempeñado en su vida y que mecanismos propios tiene el ser humano para conseguir el bienestar deseado sin poner en peligro su salud tanto física como emocional, ni hacer daño a sus seres queridos. Una vez que el paciente ha interiorizado las respuestas a estas preguntas, no le interesa volver a consumir. Porque no lo necesita.

Asimismo es importante destacar que la adicción es un proceso crónico de refuerzo positivo que ha aprendido el cerebro sin realizar ningún esfuerzo. Este potente circuito de recompensa no se puede eliminar aunque si “atrofiar” si no se vuelve a activar consumiendo o realizando la conducta adictiva.

Adicciones: Tiempos de recuperación

Como hemos comentado anteriormente el consumo de una sustancia o la realización de determinada conducta es condición necesaria pero no suficiente para desarrollar una adicción. Por tanto, cada individuo es único y necesitará tiempos distintos para vencer esta enfermedad. Su personalidad y su entorno jugarán un papel decisivo a la hora de superar las dificultades que irá encontrando en el camino de su recuperación. Aunque no hay a priori ninguna condición o circunstancia que asegure el éxito o el fracaso de una terapia, sí parece un predictor de éxito razonable que la persona desee cambiar.

Hay personas que en unos pocos meses comprenden los motivos de su adicción y desarrollan las estrategias adecuadas para encarar su nueva vida en libertad.

¿Cuál es la filosofía del Centro Aupa? Creer en las personas

Ese es el eje de nuestra metodología. Sabemos que el cerebro humano posee la cualidad de la neuroplasticidad, es decir, puede cambiar lo aprendido o adquirir nuevos conocimientos si se lo propone. Del mismo modo que un anciano de 80 años puede emprender la compleja tarea de aprender un nuevo idioma, una persona con una adicción puede reinventarse si adquiere las herramientas necesarias y adopta las estrategias mentales adecuadas.

Con esto no pretendemos ser reduccionistas sino más bien todo lo contrario. La misión del equipo de profesionales de Centro AUPA es desplegar el potencial de nuestros pacientes y acompañarlos en la búsqueda de su esencia y su libertad.

“Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”.
Einstein

¿Quieres saber más? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en lo que necesites.