Hoy os traemos la primera parte de una entrevista que hemos realizado a Fernando Gallego, psicólogo de nuestro centro de adicciones en Madrid. Fernando tiene un Máster en Psicología Clínica por la UCM y es miembro del Comité Científico Socidrogalcohol.

Como experto, os contará todo sobre las llamadas ‘adicciones sin sustancia‘. Empecemos con las dos primeras preguntas.

 

¿Qué es una adicción sin sustancia?

– La Organización Mundial de la Salud (OMS) define adicción como cualquier actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a realizar conductas compulsivas que perjudiquen en mayor o menor medida su calidad de vida.

– Esta definición pone de manifiesto que, si bien coloquialmente cuando hablamos de adicciones solemos pensar inmediatamente en alcohol u otras drogas, desde una perspectiva profesional, hoy en día sabemos que las adicciones con sustancia son sólo un subconjunto de las adicciones en general, o sea, las conductas adictivas.

– La capacidad adictiva del ser humano va más allá de las drogodependencias, abarcando una amplia gama de conductas y de objetos adictivos.

– En cualquier proceso adictivo intervienen un gran número de variables que subdividimos en tres grandes bloques que interaccionan entre sí: variables que tienen que ver con la personalidad del individuo, variables del entorno en el que se mueve el individuo y variables que apelan a la sustancia y/o conducta adictiva propiamente dicha en este caso.

Diferencias entre adicción con sustancia y adicción sin sustancia

– Desde un enfoque neurocientífico, que es justamente el nuestro (y por mi experiencia me atrevería a decir que es el único que funciona de forma eficiente), hablamos de cerebros adictivos, esto es, cerebros que tienen una mayor predisposición a desarrollar una conducta adictiva de acuerdo con múltiples variables, que son precisamente las que evaluamos en consulta.

– Cuando se desarrolla una adicción, y continúo tratando de explicar algo muy complejo de una forma muy sencilla, se produce un desequilibrio en nuestro cerebro, cambios químicos que son los que precisamente van a desencadenar y alimentar dicho proceso adictivo.

Si tienes alguna pregunta más sobre el tema, solo tienes que contactar con nosotros, te asesoraremos encantados.