Hoy queremos ser muy directos y concisos. Os vamos a plantear una lista orientativa de síntomas que pueden apuntar a una posible adicción al alcohol. 

Recuerda que para un diagnóstico médico debes acudir a un especialista, aunque la valoración sincera de los siguientes puntos puede darte una información muy útil para saber si es necesario pedir ayuda. También, de manera orientativa, puedes hacer nuestro TEST DE ALCOHOLISMO o por lo menos conocer si puedes llegar a tener un problema incipiente con el alcohol:

1. Deseo intenso de beber alcohol 

2. Lagunas de memoria en general o después de haber consumido 

3. Beber solo 

4. Una vez que se empieza a beber, no poder parar 

5. Intentos fallidos de dejar de beber (hacerse promesas a uno mismo o a otros de dejarlo o beber menos y no cumplirlas) 

6. Abandono de responsabilidades de cualquier tipo a causa de la bebida (faltas al trabajo, cancelación de planes…) 

7. Problemas de salud o legales relacionadas con la bebida (retirada del carnet, lesiones producidas por estar ebrio, análisis de sangre con resultados alterados…) 

Es frecuente que una persona que ha desarrollado una adicción al alcohol no reconozca en un primer momento que existe un problema y continúe con el consumo durante tiempo. 

Por otro lado, a esta lista de síntomas del alcoholismo, se le podrían añadir otros tantos puesto que cada persona es diferente y vive el camino a la adicción de forma distinta. 

Nuestra recomendación es que si has contestado que sí, aunque sea sólo a uno de los puntos o tienes otros síntomas que te preocupan, es importante valorar si existe la posibilidad de que se esté en un proceso de desarrollo de alcoholismo. Esta enfermedad es progresiva e irreversible por lo que una evaluación psicológica y un diagnóstico médico de los síntomas descritos para poder valorar el grado y patrón de consumo de la persona afectada es fundamental. Asimismo, un examen médico que pueda detectar posibles problemas físicos o patologías puede ayudar al paciente a concienciarse de la importancia de pedir ayuda. 

No lo dudes. Si te encuentras en esta situación o sospechas que un ser querido puede padecer alcoholismo, ponte en contacto con un equipo de profesionales. En Centro Médico AUPA te guiamos hacia la recuperación de tu equilibrio y bienestar perdidos. Aunque parezca difícil, es totalmente posible vivir sin beber. 

¡A por ello! 

Marta Blázquez 

Terapeuta Centro Aupa