Recientemente se ha publicado El Mundo un artículo sobre “el lado oscuro del azúcar”

En Centro Médico Aupa queremos resolver las posibles dudas que se os planteen sobre el azúcar.  ¿Es una droga? ¿Qué hay detrás de esta sustancia tan común en muchísimos alimentos cotidianos? ¿Por qué puede llegar a ser muy nociva para nuestro organismo? ¿Qué provoca para que nos guste tanto? Empecemos por el principio…

descargaEl investigador francés Serge Ahmed, del Centro Nacional de Investigación de Burdeos, especialista en adicciones, descubrió de manera casual la intensa capacidad adictiva del azúcar en sus experimentos con ratas de laboratorio. En ellos se les daba a elegir entre dos jeringuillas, una con cocaína líquida y otra con agua azucarada.

El resultado esperable era que los animales se decantaran por la cocaína líquida, sin embargo los animales prefirieron la jeringuilla con el agua azucarada, sorbiendo sin cesar y de manera ansiosa ésta.

Esta tremenda capacidad adictiva se explica porque el azúcar actúa a nivel cerebral directamente sobre el sistema de recompensa, provocando la liberación de dopamina, serotonina y betaendorfinas, provocando una sensación de placer, euforia y bienestar que, como bien sabemos ya por artículos anteriores, es la base que explica el mecanismo de adicción de cualquier droga. Esto, unido a su sabor agradable, hace que queramos volver a consumirla.

Sin embargo, estoy segura de que para muchos esta afirmación les parecerá una exageración. De alguna manera la actitud respecto al azúcar hoy en día, es la misma que se mantenía respecto al tabaco y la capacidad adictiva de la nicotina hace unos años.

Tampoco es hasta el año 2003 cuando se establece la íntima relación entre azúcar y obesidad. Hasta ese momento sólo se consideraba un peligro para nuestros dientes. Es a partir de ese momento cuando todos empezamos a tomar conciencia de la cantidad de azúcar que ingerimos de manera innecesaria.

El azúcar, una sustancia adictiva perjudicial

Aparte de lo que llamamos dulces, prácticamente todos los alimentos elaborados, las salsas, las conservas, los refrescos… contienen azúcar. España, según un estudio publicado en octubre de 2013, es el segundo país del mundo con mayor consumo de bollería y pan: 48 kilos por habitante y año.

Esa agradable sensación provocada por el consumo de alimentos azucarados es la razón por la que cuando estamos estresados, tristes o ansiosos, consumimos más cantidad de este tipo de alimentos, sintiéndolo incluso como una necesidad, algo que nuestro cuerpo demanda. Pero hemos de saber que este consumo no es sano.

En los próximos artículos analizaremos los síntomas del azúcar en nuestro organismo y cómo podemos reducir su consumo y sustituirlo por alimentos mucho más beneficiosos para el organismo.